Puntos y comas

Soy aficionado a la lectura. Me encanta leer libros, revistas, artículos y notas, y por excelencia, tengo mi pequeño devocinal bíblico por las mañanas. Es sorprendente, (pero realmente SORPRENDENTE) encontrarte con algo tan sencillo como simplemente, puntos y comas, que te súper bendicen a leerlos.

¿Cómo?, ¿Una coma, o punto, me pueden bendecir? ¡! Claro que Sí ¡!

 

Muchas veces vivimos tan acelerados que la lectura no es de mucho provecho. Desde las noticias, los estados de tiempo, deportes, correos electrónicos, los chismes de la farándula, y más, nos dejan por completo ausentes a la lectura de la Biblia, lo cual, cuando lo hacemos, es solo por compromiso (a Dios o a un líder) o simplemente nos quedamos dormidos o sacados de onda por no comprender nada, y para ejemplo un botón.

 

Entregue mi vida a Jesucristo allá en el año 1997, tenia 21 años de edad. Desde entonces leo con regularidad la Biblia. Muchas veces me han preguntado -¿Ya la leíste toda? A lo cual respondo: No. He leído mucho, pero no toda. Y que bueno, sé que hay algo nuevo que leer.-

 

Hoy, después de leer Juan 3:16 (no me sorprendas al preguntarme cuál es ese versículo, por favor) Continué leyendo el siguiente versículo y una vez más ¡! Puff !! Resaltan las palabras y la claridad de entender lo que Dios desea comunicar. Y es algo sumamente sencillo.

 

Si eres un curioso que se encontró de casualidad con este blog, y te engancho por un momento el post publicado aquí. Tengo que decirte una triste realidad: Tu vida, está condenada. No, no te vallas aun, tengo que decírtelo así, frontal, sin rodeos ni excusas. TU VIDA ESTA CONDENADA. No me interesa saber si asistes a una iglesia, si tienes una vida religiosa, o eres parte de una organización caritativa, si tus obras son muy buenas, o nunca haz fumado o bebido alcohol. Nada de eso. Las palabras siguen intactas: Tu vida está condenada. Te preguntaras, que porqué afirmo esto. Lo dice este párrafo: … el que no cree, ya ha sido condenado… Juan 3:18

 

No dice que será condenado, o estará en la silla para ser condenado. Dice literalmente: …ya ha sido condenado.

 

No es sorprendente entonces leer el párrafo anterior a este, o más bien, los dos anteriores a este. No es sencillo dejar que te bendiga y cambien por completo tu destino los puntos y las comas. Saber que todos aquellos que han recibido al Hijo, el cual Dios no se reservó, sino lo entrego para que estas palabras [Tu vida está condenada] se disuelvan para siempre en la eternidad.

 

Puntos y comas que resaltan mensajes sencillos y que hablan al corazón, que cambian destinos, y liberan condenas.

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: