A todas las naciones (que parte no entiendes)

Hoy, después de hacer misión 3:16, recordé el pasaje que leía ayer en el libro de los Hechos, y que en lo personal, revoluciono más mi vida. 

No hay conquista, sin que te hartes, del conformismo. No hay expansión, sin antes, persecución. También aprendí que hay quienes te pueden juzgar, conceptuar, o criticar, sin saber las intenciones correctas que hay en tu corazón. 

Cuando Jesús da la gran comisión a sus discípulos de: id por todo el mundo y predicar, (llevar buenas noticias) a todas las naciones. Pareciera que no quedo muy claro el “a todas las naciones”, ya que, ellos se abstuvieron de hablar la palabra a sólo los judíos.  

Lo vemos en el caso de Pedro y Cornelio.
¿Cómo puedo hablar con alguien que para mi es un común o inmundo?
Pareciera que Dios no tiene estorbos o limites pero cuando la religión y la “mente no renovada” aparecen, limitamos el avance de Su Reino.
 

Dios tuvo que tratar con Pedro quien se negaba repetitivamente a ejecutar ordenes, que ante las instrucciones de su Señor, se daba el lujo de usar esta frase que discrepa a toda razón: “Señor, No”.  

Me pregunto: ¿Cómo puedes decirle No, a tu Señor?
Tal vez, podrás decirle un simple “No” pero no ambas cosas. Dios tenia que “renovarle” ampliarle el cuadro completo, para que Pedro comprendiera cual era la voluntad de él. Los impedimentos internos que mostraba Pedro antes de la visita a casa de Cornelio que era un “gentil”, limitaban la comisión dada años atrás por Jesús.
 

Ahora bien, cuando los discípulos fueron esparcidos, había dos clases de grupos entre ellos: los “files a la circuncisión” (estos aún siguen subsistiendo), y estos otros, los revolucionarios. Estos últimos, no perdían un momento o un espacio para dar esperanza y vida a quiénes se encontraran en el camino. Y de esta manera expandían el Reino a través de las naciones y escalaban simas alcanzando a toda clase social, todo por la persecución que se dejo sentir al principio.

Y por ultimo, al leer los capitulos 10 y 11 del libro de los hechos, me encontre con la visita de Bernabé, la cual, tiene un gran valor a lo ocurrido entre estos contestatarios de aquella epoca. El pasaje relata que cuando llegó Bernabé, y vio la gracia de Dios, se regocijó, y exhortó a todos que con propósito de corazón permanecieren fieles al Señor 

Creo que así funciona el evangelio: comienzas recibiendo gracia y luego un propósito en el Reino. Bernabé pudo ver la gracia entre la gente, en las casas, cuando partían el pan, cuando convivían entre ellos. Él sabia que la gracia no se podía capsular o sepultar en templos, había sido dada para la gente. 

¿Quiénes son lo que pueden ver lo que estás haciendo?
Bernabé tenia tres calificativos: Bernabé era varón bueno, y lleno del Espíritu Santo y de Fe 

¿Te siente incomodo? Es tiempo de salir de la “caja” y llevar un poquito de lo que haz recibido. ¿Quieres alcanzar y expandirte a nuevas metas?No te preocupes de la persecución, ella llega sola. Y si ya estás haciendo algo, No esperes aplausos de todos, solo de unos pocos. Tal vez de aquellos que reunieren los mismos calificativos que Bernabé.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

Una respuesta to “A todas las naciones (que parte no entiendes)”

  1. barceludena Says:

    ………

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: