Un Renuevo de mente

blog_banner_rn.jpg
Como líder tu mentalidad es crucial para lograr producir e influir en la vida de los demás. Como pienses de ti y de la vida, determinará lo eficaz o improductivo que tú eres.


alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos, y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza, la cual operó en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales, Sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero;
Efesios 1:18-21 (Reina-Valera 1960)
 

No hay cambio sin antes un renuevo de mente. Lo que hago depende de lo que pienso. Y si pienso que no puedo no haré nada extraordinario. 
En la vida te encontrarás con tres clases de mentalidades.

  • La primera clase de mentalidad es la estrecha. Mente limitada. Objetivos interrumpidos entre el querer y el hacer. Frases como: No puedo, no tengo, o no soy, revelan el estado mental estrecho. 
  • La segunda clase es la mentalidad mediocre. De calidad media. Una mentalidad conformista. Frases como: Es todo lo que puedo hacer, es todo lo que tengo o es todo lo que puedo ser. Identifican una actitud pasiva ante la vida y de resultados de mal desempeño. 
  • Y al final, está la mentalidad de Triunfador. Gente que busca la excelencia. Con intereses por encima de lo común. Lideres solícitos en alcanzar sus metas y objetivos. 

Pablo nos dice que es renovando nuestro entendimiento que podremos entender nuestro propósito en la vida, y la esperanza, alimenta nuestra actitud para alcanzar nuestro llamado.  

Luego nos habla de las riquezas que tenemos como herencia. Tenemos promesas que Dios desea cumplir y si hacemos las cosas bien, es inevitable que se cumplan en nuestras vidas.  

Por ultimo nos menciona del poder que operó en Cristo fortaleciéndolo en todo. La vida se nos complica cada día y por querer arreglarla gastamos fuerzas y energías.
El mismo apóstol decía:
 

…pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación. Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.
Filipenses 4:10-13 (Reina-Valera 1960)
 

Una cosa es conformismo (un estado mental de media calidad) y otra, contentamiento (agradecimiento pleno en la vida). La vida se disfruta más cuando haz aprendido a vivir sacando ventaja de todo lo que hay en ella. Y para renovar nuestra mente comencemos primeramente a renovar nuestra actitud ante la vida, es así, que podremos sacarle el mayor provecho de ella.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: